Al alba

Afganistán, Antigua y Barbuda, Arabia Saudí, Bahamas, Bahrain, Bangladesh, Barbados, Belice, Bielorrusia, Botswana, Burundi, Camerún, Comoras, Congo (República Democrática), Corea del Norte, Corea del Sur, Cuba, Chad, China, Dominica, Emiratos Árabes Unidos, Eritrea, Estados Unidos de América, Etiopía, Filipinas, Gabón, Ghana, Guatemala, Guinea, Guinea Ecuatorial, Guyana, India, Indonesia, Irán, Iraq, Jamaica, Japón, Jordania, Kazajistán, Kuwait, Kirguistán, Laos, Lesotho, Líbano, Liberia, Libia, Malasia, Malawi, Mauritania, Mongolia, Nigeria, Omán, Pakistán, Palestina, Qatar, Ruanda, San Critóbal y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Sierra Leona, Singapur, Siria, Somalia, Sudán, Swazilandia, Tailandia, Taiwán, Tanzania, Tayikistán, Trinidad y Tobago, Uganda, Uzbekistán, Vietnam, Yemen, Zambia y Zimbabwe mantienen y ejercen la pena de muerte para delitos comunes.
Otros veinticuatro países (entre ellos Rusia, Marruecos, Argelia o Túnez), también la mantienen, aunque han tenido el detalle de no aplicarla en la última década.
El 80% de estas ejecuciones “legales” corresponde a Estados Unidos, China e Irán.
Muchos estados, aunque no recojan la pena de muerte en sus ordenamientos jurídicos, siguen asesinando en los sótanos de sus comisarías o al cielo raso de sus pasos fronterizos.
Hoy se cumplen treinta años de los últimos fusilamientos del franquismo.

Más información y campañas contra la pena de muerte aquí.

3 comentarios:

MeKa dijo...

jar se me hace difícil leer los acentos en mi macintosh vaya... uso safari... veamos si es culpa mia¡¡¡

pena de muerte vaya ¡¡¡ triste efeméride esta ¡¡¡ o alegre¡¡¡ en este país ya no se mata a otro ¡¡¡¡

Loruka dijo...

En Chile hace algunos años fue derogada la pena de muerte, sanción que -en la práctica- no se aplicaba desde la década del `80, bajo la dictadura de Pin8 (que aplicó las ejecuciones y desparecimientos de opositores como política de estado, independientemente de la pena capital). En los `90 hubo alguna(s)condena (s) que se conmutó (aron) a presidio perpetuo por indulto presidencial.

Pese a esto, algunos políticos se han aprovechado de la ignorancia de la gente en casos de conmoción pública (como las muertes ocurridas hace algunos años en Alto Hospicio, localidad nortina que en algún momento fue nuestra ciudad de Juarez). Cuando se atrapó al psicópata, no faltó quien -con pleno conocimiento- tratara de ganar algunos votitos, conminando a los tribunales a que aplicaran la pena capital, en circunstancias de que ya ésta había sido derogada. Así es lo peor de lo nuestro, como los políticos que emplazaron a restituirla.

Fedosy dijo...

Hola amigo contrabandista.

Quiza este trabajo sobre Grand Guignol te sea util. Podemos comentarlo cuando quieras.

Saludos

http://www.revistacinefagia.com/cinembargo005.htm