Dos artículos y una pregunta


"La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas."

"Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.
La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos."

¿Por qué muchos de los que se asustan tanto ante la hipótesis de que la reforma de los estatutos de autonomía pueda transgredir el Artículo 2 no se escandalizan, por ejemplo, cuando se viola de forma continua, flagrante e interesada el Artículo 47?

4 comentarios:

mochuelo dijo...

buena pregunta; el problema es que hay demasiadas preguntas de este tipo, demasiadas paradojas... y el mayor problema, que nadie se escandalice y que nadie mueva un dedo...

amigo bermúdez: siga planteándonos dudas, siga levantando la liebre, a ver si así...

Nobody's boy dijo...

Con tres cojones, señor Bermúdez. Tres cojones. ¿Qué preferís: una patria para echarse a llorar o casas para todos? Yo, sinceramente, me quedo con la segunda. Y luego a mí me llaman nacionalista...

Juan Antonio Bermúdez dijo...

mochuelo: desde luego, hay muchas paradojas, las preguntas nunca son suficientes. bienvenido por estos lares. ya tenía algunas referencias tuyas y de las ramas por las que sueles dejarte caer.

borja: no creo necesario plantearlo como una disyuntiva "¿patria o casas?". Lo que resulta inaceptable es que se nos distraiga y se nos azuce con hipotéticos conflictos de identidad nacional mientras hay gente que duerme bajo latas y cartones. Claro que todo encaja: los que más alarman con la "balcanización" de esa patria a la que dicen querer tanto quizá son los que más interés tienen en especular con la tierra sobre la que se sostiene esa patria.
Lo de los cojones, te lo agradezco, aunque ya sabes lo que ha escrito nuestro admirado Riechmann al respecto: "los cojones solo impresionan a los castrados". Un abrazo.

Nobody's boy dijo...

Por supuesto, señor Bermúdez. El suelo español, cuanto más "unido" y patriótico, más caro. Y yo que pensaba que la unión era un acto que se tomaba con libertad y voluntad propia y que sin estas cosas se lo llamaba dominación (¿se habrá leído Rajoy el estatut? Ah, no, que es anticonstitucional...lo olvidaba). Besos.