Entre tanta mala noticia, una buena



6 comentarios:

Nobody's boy dijo...

Adiós sequía. Ya era hora.

Beatriz dijo...

cantemos bajo la lluvia, pero de todas maneras, no las tendría todas conmigo en eso de adiós a la sequía...

qué llueva qué llueva la vrgen de la cueva los pajaritos blancos...

el contrabandista dijo...

bueno, sobre canciones de la lluvia me quedo con aquella de Pablo Guerrero de "tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover / tiene que llover a cántaros"

un abrazo a los dos

duarte dijo...

Fíjaos en que a la sequía siempre se la adjetiva como "pertinaz". ¿Por qué será?

duarte dijo...

Lo de la tilde en "Fíjaos" es una errata, ¡por Dios! ;-)))

Juan Antonio Bermúdez dijo...

Sí, Duarte, es una de esas expresiones que ya vienen empaquetadas, de la misma cosecha que "pérdida irreparable". El otro día lei por ahí en algún sitio que los que pusieron de moda lo de la "pertinaz sequía" fueron los cronistas oficiales del franquismo, en aquella época en la que todos los meses se inauguraba un pantano.
Bienvenido al blog, estás en casa. Y no te preocupes por las erratas. Aquí nos pasamos la vida errando.