Oh, qué será



Oh, qué será, qué será, / que andan suspirando por las alcobas, / que andan susurrando en versos y trovas, / que andan escondiendo bajo las ropas, / que anda en las cabezas y anda en las bocas, / que va encendiendo velas por callejones, / lo dicen en voz alta en los bodegones, / gritan en el mercado que con certeza / está en la naturaleza, / será, qué será, / lo que no tiene certeza ni nunca tendrá, / lo que no tiene arreglo ni nunca tendrá, / lo que no tiene tamaño.

Oh, qué será, qué será, / que vive en las ideas de los amantes, / que cantan los poetas más delirantes, / que juran los profetas embriagados, / que está en las romerías de mutilados, / que está en las fantasías más infelices, / lo viven día a día las meretrices, / lo piensan los bandidos, los desvalidos / en todos los sentidos, / será, que será, / lo que no tiene decencia ni nunca tendrá, / lo que no tiene censura ni nunca tendrá, / lo que no tiene sentido.

Oh, qué será, qué será, / que todos los avisos no van a evitar, / porque todas las risas van a desafiar / y todas las campanas van a repicar, / porque todos los himnos van a consagrar, / porque todos los niños se habrán de zafar / y todos los vecinos se irán a encontrar, / y el mismo padre eterno, que nunca fue allá, / al ver aquel infierno lo bendecirá, / lo que no tiene gobierno ni nunca tendrá, / lo que no tiene vergüenza ni nunca tendrá, / lo que no tiene juicio.

Chico Buarque

Imagen: Calvin ante una nube, Bill Waterson

7 comentarios:

inwit dijo...

Se você fala do grande Chico eu vou ficar com muita saudade... BeijocaS!

David Franco Monthiel dijo...

BUARQUE!
construçao, (así era?) bueno, construcción, es de las más brutales, ya sabéis: amó aquella vez como si fuese última...

bezos

Kira dijo...

Esta canción de Buarque es inolvidable y querida pero a las caribeños nos caló la misma en la voz de Willie Colón en un albúm inolvidable presentado hace sus buenos veinte y tantos años en Caracas... bailada pegadita sinuosa y sensual en medio de uno de sus conciertos... un recuerdo luego también queridísimo y atesorado...

K. Whitmore dijo...

Aquello.
No eso.
Ni
-mucho menos- esto.
Aquello.
Lo que está en el umbral
de mi fortuna.
Nunca llamado, nunca
esperado siquiera;
sólo presencia que no ocupa espacio,
sombra o luz fiel al borde de mí mismo
que ni el viento arrebata, ni la lluvia disuelve,
ni el sol marchita, ni la noche apaga.
Tenue cabo de brisa
que me ataba a la vida dulcemente.
Aquello
que quizá hubiese sido
posible,
que sería posible todavía
hoy o mañana si no fuese
un sueño.

Ángel González.
“Deixis en fantasma”.

Esto va a ser el pan con aceite (y sal).

Me desayuno con “fin de trayecto” en la puerta de la nevera.
Un beso.

Kira dijo...

Gracias por el comentario en mi blog... yo también consigo reconciliarme con el mundo al venir de visita por acá... y cuando lo hago me siento un poco subversiva y tiene que ver con el nombre de tu bitácora... me reconcilio de contrabando...



...de resto coincido contigo en lo que dijiste... sin embargo preferiría que tuviéramos a un Aznar o incluso a un Berlusconi... lo que llega por allá es sólo una puntita del iceberg en el que se ha convertido mi país...

el contrabandista dijo...

Inwit: Bueno, al fin y al cabo pocas cosas han resultado tan creativas como la "saudade". Como dirían Vinicius y Fosforo Sequera, otro amigo visitante del blog, saravá compañero, ¡saravá!

David: Sí, Buarque y esa canción fabulosa que es Construçao. Y ese verso tremendo de Vallejo: "Un albañil cae de un techo, muere y ya no almuerza". Siempre me lo recordó.

Kira: La españa de Aznar (sobre todo la de sus últimos años de legislatura) ha sido muy fea. Y creo que también podría decir que lo que se transmitía a escala internacional era sólo la puntita del iceberg de esa fealdad. En fin, solo espero y deseo que cuando Chávez termine su mandato los venezolanos encontréis una opción un poquito más digna que otro chávez, otro berlusconi u otro aznar.
Ah, y he encontrado la versión de "Oh que será" de Willie Collon. En tu honor, la estoy escuchando mientras escribo esto. ¿Un bailecito virtual? (el real tendremos que esperar, pero quién sabe...).

k. whitmore: Bienvenid@, nuev@ amig@ de la misteriosa Bahía de la Plata. Eso de publicar en la puerta de tu nevera es todo un honor. Un beso y espero verte de nuevo por aquí.

Mónica dijo...

Ciao,

Yo un poco por incordiar, comentar que sobre todo me ha encantado ver la carita de Calvin mirando a los cielos, a saber dónde andará Hobbes y que maldades harán juntos. Entrañables y geniales este duo...

Mónica

Gracias por el enlace, todo un honor.