Ir, venir



Andar de contrabando, al fin y al cabo, implica todo eso: ir y venir, traer, llevar, aparecer y desaparecer por temporadas. Después de una retirada larga y de una mudanza a la que no terminé de acostumbrarme, vuelvo a este blog a seguir practicando el contrabando. Bienvenidos, bienhallados.

Imagen: fotograma de Concierto de peticiones [Konzert zyczen] (Krzysztof Kieslowski, 1967)

2 comentarios:

fanshawe dijo...

Después de estar casi convencido de que cualquier día vería por aquí el cartel de "Se alquila", esta mañana me desperté con ruidos en el piso de arriba. Así que me acerqué a mirar si habías vuelto...

jab dijo...

Este piso siempre tuvo todas las puertas abiertas, así que fue fácil volver a habitarlo.
¡Aviso!, pienso hacer fiestas con frecuencia y como vecino de abajo quedas invitado. Espero que te apuntes a todas y no tengas que recurrir a los golpecitos con el palo de la escoba.