Taxidermistas



Somos de fuego y adoramos la ceniza,
nos da pavor la quemadura y somos llamas.

Taxidermistas, traficantes
del ingrato suicidio rutinario
del miedo y la renuncia,

embutimos la muerte en las agendas
con estopa de planes y proyectos
mientras la vida pasa y nos invita
a su delirio de molinos,
al soberbio festín de las palabras,
al aguacero de la música,
a los masajes y a los dátiles.

Guiña un ojo la vida en su columpio
y apartamos la vista;

nos da pavor la quemadura y somos llamas.

Juan Antonio Bermúdez
Compañero enemigo (Libros de la Herida, 2007)

Imagen: erupción del Etna, fotografía que he tomado prestada de aquí

5 comentarios:

David Franco Monthiel dijo...

no ví podé está en la presentation pero nos vemo en la de cadi sr bermúdez. Por fín!

salud!!!

juan antonio bermúdez dijo...

Ya sigo tus máximas y mínimas andanzas riojanas. Cuídate lo justo, que esa tierra tiene mucho peligro, ¡y nos vemos en Cadi!

Besos

pedro p t dijo...

qé pedazo de poema, juan

Viktor Gómez dijo...

Juan Antonio:

Buenos días.

Un poema que leí en su libro, adquirido en Valencia el 3 de noviembre, cuando lo presentaron los compas de La Palabra Itinerante y que releo ahora y traslado a mi blog asi como la dirección de este blog trinchera desde el que nos resistimos a ser carne de cañon y hueso de cacería.

Un abrazo,

Víktor Gómez

juan antonio bermúdez dijo...

Este poema es todo vuestro, Pedro y Viktor, es un gustazo poder compartirlo.

Un abrazo a los dos.