"Asesinato es suicidio"

Leo la cita que da título a este mensaje en Una morada en el aire, de Jorge Riechmann, atribuida a un autor que no conozco: Hinkelammert. Tiro del hilo y me encuentro con Franz Hinkelammert, filósofo alemán nacido en 1931, doctor en Economía por la Universidad Libre de Berlín, teólogo cercano a los postulados de la Teología de la Liberación, residente en Costa Rica desde 1983, activista de la alterglobalización, ensayista prolífico. "Asesinato es suicidio" es el título de un artículo inédito en papel en el que reflexiona sobre la violencia "legítima" con párrafos tan lúcidos como éste:
"[...] Hay crímenes inevitables, pero siguen siendo crímenes. Las guerras declaradas justas son guerras totales, son aquéllas en las cuales los buenos matan a muchos más malos que los malos matan buenos, y son las peores guerras. La historia nos ha llevado al punto en el que se revela que la guerra justa desemboca en el suicidio de quien la hace: la bomba atómica, el arma del poder, asegura la muerte del bueno en el mismo acto en que la emplea contra los malos; o sea, el asesinato es suicidio, y cuanto más se globaliza la Tierra más cortos se hacen los plazos en los que el asesinato resulta en suicidio. Hay que enfrentar el asesinato mismo y no declarar el asesinato nuestro un asesinato justo y el del otro un asesinato injusto. Ni hay asesinato justo ni debe declararse justa nuestra guerra y la del otro injusta. Quien lleve a cabo un asesinato que considere inevitable debe aceptar que es culpable de un asesinato (que la ley le dé razón es completamente irrelevante). Es culpable porque ha llevado la situación a un extremo tal que se hizo inevitable el asesinato. El asesinato, si resulta inevitable, revela que ambas partes tienen que cambiar, ambas son cómplices. Solamente de esta manera pueden enfrentar la culpabilidad. Aunque la guerra sea inevitable es un crimen que revela que no se puede seguir como antes, que hay que cambiar. Hay culpabilidad y solo el cambio puede enfrentarla. La bala que atraviesa a nuestro enemigo y lo mata da vuelta a la Tierra y nos alcanza en la espalda [...]."
Podéis leer el texto completo en este enlace.

3 comentarios:

David Franco Monthiel dijo...

Señor Bermúdez! lo he encontrao de casualidad! Bienvenido!
qué alegría.
un abrazo.
le linkeo en breve

Poeta en resistencia dijo...

Amigo Juan Antonio, menuda sorpresa me acabo de llevar al asomarme desde el exilio (estoy de mudanza y sin internet) a Cambio de Agujas. Espero poder visitar pronto diariamente tu bitácora y linkearla en breve. Nos vemos y un abrazo.

Borja.

Mike Vonk dijo...

Happy 2006!