Apuntes para otra poética

Nadar contra corriente. Ese es el plan.
Cada uno lo sigue a su manera.
Hay quien se abraza a un árbol
y quien mide las nubes,
quien se arrodilla y quien se alza,
quien se persigna y quien abjura.

Sortear aduanas ortográficas,
recolectar parábolas, excitar
a los umbríos rumiantes del idioma.

Nadar contra la terca acometida,
desanudar la telaraña.
Nadar sin brújula
ni orillas a la vista.
No hundir al otro en nuestro nado.
No hundir al otro.

8 comentarios:

inwit dijo...

Le presento mis respetos lejanos y sinceros, llegando bien aconsejado por el 'agujero' (cambiador de agujas), y suscribiendo con fervor sus versos.

Si 'ese es el plan' cuente conmigo, amigo.

Juan Antonio Bermúdez dijo...

muchas gracias por los respetos. cuento con usted y con todo aquel que quiera sumarse al "plan". la bitácora todavía está en obras, pero unos amigos la han descubierto antes de lo previsto y no ha sido posible retenerlos para que no la linkeen. me voy unos días de vacaciones pero en septiembre volveré con estos contrabandos.

Susana dijo...

Alabados sean sus versos, Sr. Bermúdez, desde mi más profunda sinceridad.
Es usted tan juguetón con las palabras: a la vez divertido e inteligente. Salud.

Juan Antonio Bermúdez dijo...

muchas gracias por las alabanzas y los piropos. este fin de semana nos vemos, ¿no?

Vic dijo...

Nadar contra corriente... Cómo resistir a esa tentación.
Nadar sin brújula... Todo el tiempo.
Nadar sin hundir al otro... Ay, qué difícil!

Songo dijo...

Compañero, esto es magnífico. Podría decir que es tu Ars Poetica

Songo dijo...

Compañero, esto es magnífico. Podría decir que es tu Ars Poetica

Sung Plato dijo...

Stop blogging right now!