Mudo que rompe a hablar

He querido expresarme.
Toda mi vida he querido expresarme.
No conozco otro destino, otro afán, otra ley.

Fui actos sucesivos
y el olvido que destilaban
los corroía a ellos y a mí.

Sobre los actos fui palabras
y ellas buscaban una lumbre
que no me calentaba a mí.

Palabras y actos juntos
nada son sin placer del cuerpo.

Ahora regreso de esa vida umbría
buscando siempre calor de mujer.
Palabras y actos sólo allí me expresan.

Tu piel junto a mi piel, eso es lenguaje.
Todo cuanto pretenda enmudecerlo
maldito sea.

Félix Grande
Las rubáiyátas de Horacio Martín

3 comentarios:

David Franco Monthiel dijo...

DIOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

susi Q dijo...

Grande, Don Felix Grande

angel dijo...

Muy buen poema de FG el que has incluido....