Un hombre estornuda



Un hombre estornuda.
Pasa un coche.
Un tendero baja la persiana metálica.
Pasa una mujer con una garrafa llena de agua.
Me voy a dormir.
Eso es todo.

(Un home esternuda./ Passa un cotxe. / Un botiguer tira la porta de ferro avall. / Passa una dona amb una garrafa plena d´aigua. / M´en vaig a dormir. / Aixó es tot.)

Joan Brossa
Me hizo Joan Brossa

Imagen: "Magia" (poema visual de Joan Brossa)

21 comentarios:

aprendiz_ dijo...

Mmmm. un poco abstracto la poesia, ¿no? no se, la encuentro sin sentido... :(

duarte dijo...

Yo creo que es la vida misma.

Fedosy dijo...

Grande Joan Brossa, mago de pases y baraja, mago con las palabras. Sabes dónde puedo encontrar más literatura de Brossa en la red (en español, por favor).

Un abrazo

garcía argüez dijo...

brossa maestro
bermúdez maestro

MeKa dijo...

críptico el brossa este no?

fanshawe dijo...

Y una vez que él lo ha dicho todo, también yo me voy a dormir :-)

Juan Antonio Bermúdez dijo...

En la página de la Fundación Joan Brossa (tiene una versión en español) hay muchas muestras de la poesía visual de Brossa, además de bastante información sobre biografía y su obra. La dirección es: http://www.fundacio-joan-brossa.org/

También hay una muestra muy completa de su obra en
http://www.joanbrossa.org/

Esta página está en catalán, pero los poemas visuales de Brossa no tienen idioma.

Para conocer algo de su obra poética escrita, traducida al español, está muy bien la página "A media voz", muy recomendable en general como primera acercamiento a muchos poetas:

http://amediavoz.com/brossa.htm

Un saludo a todos y gracias por los comentarios.

Fedosy dijo...

Juan Antonio, muchas gracias...

Por la caja puse algo del maestro. Te paso los creditos.

Saludos!

David Saä Viccenzo dijo...

Tienes un blog muy honesto y hermoso, sin duda alguna. Me gustaría formar parte de tu vida, que sepas no me olvido y llevo 9 días buceando en este blog.

Un abrazo enorme

Juan Antonio Bermúdez dijo...

De nada, Fhedossi, es una alegría ver que compartimos también la admiración por Brossa.

Y gracias por tus palabras, Saä Viccenzo. Todo el que se pasa por estos contrabandos forma ya parte de la vida del contrabandista, o al menos eso es lo que intento.

Un abrazo a los dos.

Loruka dijo...

Hola: me gusta ese poema, parece un nanometraje o destellos de imágenes, un poco aleatorias, un poco encadenadas. Me gustó también la ilustración, aunque no tenga que ver mucho con las imágenes que me vinieron a la cabeza tras leer el texto.

Parabienes surtidos.

Nelson dijo...

Esta bueno este poema, muy original.
Un saludo cordial

Nelson

nimue dijo...

el universo de Brossa es muy especial, sí...

Juan Antonio Bermúdez dijo...

Pues eso, que me alegra que os guste también Brossa. A mí, además de bueno, me parece muy divertido.
Y sí, como dice Loruka, las imágenes del poema son aleatorias pero condicionadas, casuales y causales como las de la vida misma, como las imágenes de un caleidoscopio que movemos con una cierta intención. Besos a todos.

Ruth dijo...

Sin duda, tener tu "cabeza" por internet, con esa sapiencia plena del cine es una ayuda cuando nos perdemos en el séptimo arte, cada uno en su oficio. Un abrazo Bermúdez. Aquí otra seguidora tuya.

Ruth dijo...

Disculpas, me he equivocado de lugar para publicar el comentario, me refería a Nani Moretti. S@lu2.

d dijo...

Hola, me leído tu reseña de Cartola. Mis hermanos y yo coleccionamos música brasileña desde hace años, y siempre me ha parecido el tipo con más embrujo, dueño absoluto de la sencillez y la profundidad. Sus letras son poemas de mucha calidad, la verdad es que sin ir más lejos, la letra de la canción que hablas "Alvorada" sólo se puede escribir desde una ingenuidad genial, o tras haberse empollado toda la literatura clásica y haber aprendido a desprenderse de la grandilocuencia para camuflar de una sencillez propia del romancero o las coplas flamencas temas tan propios de la poesía culta como lo son el Locus Amoenus, la Edad de Oro, la Utopía

Alvorada lá no morro, que beleza
Ninguém chora, não há tristeza
Ninguém sente dissabor
O sol colorindo é tão lindo, é tão lindo
E a natureza sorrindo, tingindo, tingindo...

Você também me lembra a alvorada
Quando chega iluminando
Meus caminhos tão sem vida
Mas o que me resta é tão pouco
Ou quase nada, do que ir assim, vagando
Nesta estrada perdida.

En fin, que me alegra que alguien recupere la figura de Cartola. Acabo de entregar un cuento que me han encargado en que esta canción es un elemento importante... Si tienes un ratito, pásate por mi blog. Por cierto que me ha encantado encontrarme con el maestro Brossa en tu último post. Veo que ya tenemos dos ídolos en común. Volveré por este blog

Juan Antonio Bermúdez dijo...

Gracias, Jacobo. Me pillas en una semana complicada en la que no encuentro un ratillo para actualizar el blog (apenas lo veo de pasada y aprovecho para responder a los comentarios porque lo tengo de página de inicio, que si no tampoco). En resumen: me alegra mucho que compartamos a Cartola y a Brossa, y sobre todo me alegra tener un nuevo contrabandista en la banda. Tras el fin de semana, recupero la tranquilidad y me pasaré más detenidamente por tu blog, aunque ya le he echado un primer vistazo muy rápido, muy curioso el método googlepoético, cuánto partido le hubiesen sacado los dadaístas. Un abrazo.

d dijo...

La verdad es que es una herramienta de distorsión perfecta para la práctica del dadaismo. Yo me lo tomo como un deporte. Media hora al día de dadaísmo es saludable

angel dijo...

Juan Antonio, siempre la pasa uno muy bien en tu blog que a menudo visito. No te había comentado este poema de Brossa, que me ha parecido muy bueno. Saludos y que tu blog siga in crecendo.
angel

Marco Antonio Sepúlveda dijo...

Juan Antonio.
El gran Joan Brossa con su humor de la vida de siempre.
Haece muy poco vi en el Museo de Artes Visuales de Santiago de Chile una magnífica muestra de sus poemas visuales y objetos.

Una de las mejores.

Saludos desde Viña del Mar Chile.
Invito a todos a mis Blog.
http://grabavina.blogspot.com
http://despuntes.blogspot.com


Marco Antonio Sepúlveda