catorce / veinticinco



podrían seguir así todo el año, sin dañar a nadie
ni a ellos mismos
pero en septiembre les anulará la universidad

o el trabajar para otros

dejarán de rozarse piel con piel

y las caricias se asfixiarán en el humo de los bares

serán barcos anclados a puerto, puentes vacíos, pasos

que resuenan, no más bailes

se recogerán en una cajita que abrirán en las oscuras horas

para sentirse más vivos

y poco a poco se instalarán en un orden diferente

de perspectivas sin horizonte

sacarán los jerseys del armario. se sentirán

a tiempo parcial, tras el mono de trabajo

otra vez preguntando si esto es vida

si la vida no es lo otro

hacer el amor, tocarse

en cada palabra, preñarse de estrellas

y el recuerdo de estos días será la única certeza

para no deshacernos en la acera

oirán hipoteca, horario
oirán copa del rey

y apretarán los dientes negando con la cabeza

escapando si tienen la suerte de recordar que hay otra cosa


“hibernación” gritarán

hasta que encuentren un sitio donde las cosas

no les lleguen ordenadas

o se acerque la primavera y puedan cortar sus propias flores



Daniel Rabanaque
(Vaho en el cristal, 2005)
Imagen: Zombra

8 comentarios:

mochuelo dijo...

¡tremendo: me ha encantado el poema del tal rabanaque; llévele usté que puede, amigo bermúdez, unas palabras de gratitud esta tarde de mi parte por este poema que me alegró el resto de mañana y del día que me queda...

sonicya dijo...

Me uno a las palabras de mochuelo, gratamente sorprendida.
Saludos.

Loruka dijo...

Hola: Lo invito cordialmente a pasarse por mi blog durante estos días. Ha sido elegido para iniciar esta partida.

Saludos, L.

fanshawe dijo...

Impresionante. Muy impresionante. Aunque el clima es un estado de ánimo, como casi todo.

fanshawe dijo...

Oiga caballero, acabo de ver el juego en el blog de Loruka. Ni se le pase por la cabeza mi nombre, que nos vamos conociendo...

Juan Antonio Bermúdez dijo...

Mochuelo y Sonicya: el tal Rabanaque es un tipo encantador, ayer tuve ocasión de conocerlo y comprobarlo. El libro que presentaba tiene una edición digital (reducida en la cantidad de poemas pero ampliada en su acompañamiento con imágenes) que puede visitarse en alguna parte de zombraveb.com que ahora mismo no encuentro. Toda la página del colectivo es muy muy curiosa, merece la pena dejarse enredar por allí (en sentido estricto lo de enredar porque es una auténtica maraña de palabras y de cosas).

Loruka y Fanshawe: A vosotros dos ya os veo en el post siguiente.

Abrazos repartidos y multiplicados como panes y peces.

sonicya dijo...

gracias juan antonio, ya vi la pagina de sombra. demasiado embrollo para mi gusto, pero resulta curioso, eso es cierto.
Saludos

Anónimo dijo...

Hola!

He visto que la editorial point de lunettes, editora de este libro, ya tiene página web (http://www.pointdelunettes.com.

Aquí aparece información sobre Daniel Rabanaque: Vaho en el cristal.

Un saludo!