Cinco hábitos (no tan extraños)



Querer enterarme siempre, sin disimulo, de la conversación de la mesa de al lado.

Llegar con una puntualidad escrupulosa sólo a las citas intrascendentes.

Cantar conduciendo (o conducir cantando). A gritos. Coplas lúgubres y tangos despechados, sobre todo.

Comer despacio, muy despacio. En general, hacerlo todo muy despacio.

Y llorar, llorar como siguiendo instrucciones, así porque sí, por hábito.

Imagen tomada de aquí

9 comentarios:

Juan Antonio Bermúdez dijo...

Como soy muy obediente, cumplo la tarea a la que me invitaba Lorena en un comentario del post anterior. Voy a abstenerme sin embargo de multiplicar de forma activa los eslabones (este es el momento en el que Fanshawe respira aliviado), en parte porque creo que casi todos los blogocontrabandistas están ya implicados por una vía o por otra en este juego y en parte porque en mi corta experiencia como bloguero he detectado que hay mucha gente a la que estas cadenas se le vuelven una cruz. Eso sí, el que quiera seguirla, que se dé por invitado, por supuesto.
Y sólo una cosa más: ninguno de los cinco hábitos citados hace al monje.

fanshawe dijo...

Fiuuuuuuuu...

fanshawe dijo...

Y, para variar, un poco de autobombo:

http://reduciralminimo.bitacoras.com/archivos/2005/04/28/manias

No os perdáis los comentarios...

Mónica dijo...

Ciao,

Ya veo que tu también has sido infectado con el 'meme' más rápido de la historia.

Me uno al primero. La verdad es que leyendo la trillones de hábitos que hay ahora por la red me tengo que apuntar a tantos que empiezo a aterrorizarme de convivir conmigo misma.

Un beso,

Mónica

Nobody's boy dijo...

Eres grande, Juan. Tú y el poema. Eres grande (gracias).

inwit dijo...

Ufff... yo te agradezco el indulto también... :¬) Bezoz!

David Franco Monthiel dijo...

coincido con sr. inwit. Todos los habitos míos son tan decentes que mejor dejarlos en la escueta intimidad.

abrazoz

Loruka dijo...

Comparto los hábitos 1 y 5. Respecto al 2, olvídalo: casi nunca consigo llegar a tiempo a parte alguna. Hábito 3: sólo conduje para sacar licencia. De eso hace 4 años y nunca más volví a manejar. Canto, sí, pero pésimamente.

Nro 4: depende del hambre que tenga...

Saludos

juan antonio dijo...

Vuelvo al tajo blogueril tras unos días de despiste. Los memes son lo que son, todo el mundo reniega, todo el mundo reniega, pero al final todos los leemos e incluso suelen ser de los post que más comentarios generan. El que enlaza Fanshawe más arriba es un ejemplo perfecto de eso.

Un abrazo a todos, principitos de esta república.